Orbitando la soberanía tecnológica

Se acaba de concretar el lanzamiento del satélite Argentino SAOCOM 1B, para completar la misión SAOCOM.

Las operaciones para la puesta en órbita se realizaron de manera conjunta en las instalaciones de la empresa SpaceX, en Cabo Cañaveral, EE.UU.; y en las sedes de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y de INVAP en la Ciudad de Buenos Aires y en las provincias de Córdoba y Río Negro.

Hablamos con Fernando Hisas, Gerente de Proyectos Satelitales de la CONAE, para que nos cuente de qué se trata el proyecto.

FH:  El SAOCOM es una misión grande, es un satélite de tres mil kilos, es un satélite grande a nivel internacional. Cuando despliega la antena de radar, la antena de radar tiene 35mts cuadrados, eso en el espacio es una cosa enorme.

La constelación Saocom, porque en realidad son dos satélites, uno A y uno B, está pensada para el tema del manejo de emergencias en general, en algunas es más fuerte, más directa, como es el caso de las inundaciones, donde realmente la tecnología del radar permite, como ve a través de las nubes, ve tanto de día como de noche, puede seguir una inundación, que normalmente se da en condiciones de nube, con lo cual un satélite óptico no podría verlo, permite seguirlo mejor. En algunas otras aplicaciones, es complementario del óptico, como en el caso de incendios.

LP: ¿Qué Implico llevar a cabo este proyecto?

FH: El SAOCOM es un proyecto que tuvo varias etapas, la primera fue aprender de lo que era la tecnología radar, porque en el país nunca se había desarrollado un radar y menos de esta complejidad, eso llevo su tiempo y después hubo otras etapas. Construimos un radar igual al que iba a volar en el satélite pero voló en un avión y después hicimos el satélite.

Pero con ese conocimiento que íbamos adquiriendo, en algún momento en el país se planteo “tenemos que radarizar los aeropuertos para controlar el tráfico aéreo” y hoy hay 25 radares en 25 aeropuertos del país que fueron desarrollados y construidos por profesionales argentinos. Hay once radares meteorológicos que fueron diseñados y construidos en el país. Hay, al menos, cinco radares tipo 3D, de seguridad en la frontera norte, que son mucho más grandes, más potentes y más sofisticados, también desarrollados y construidos en el país. Y hace poco que FADEA, ahí en Córdoba, hizo un contrato con nuestra contratista principal, INVAP, para desarrollar un radar para poner a bordo del avión que están desarrollando.

Fijate como un proyecto científico tecnológico encarado por el Estado y mantenido en el tiempo con coherencia, permite lograr una cantidad de cosas que a lo mejor no estaban en el objetivo original.

Nosotros necesitamos este tipo de cosas, no puede ser que vendamos solamente granos, es decir, necesitamos una industria tecnologizada, moderna que aumente el valor agregado de lo que producimos, que sean cosas de interés a nivel mundial y que aumentemos el valor agregado de lo que generamos, de lo que vendemos, sino, estamos sonados.

LP: ¿Que tan significativo es que un país produzca sus propios satélites?

FH: Me gustaría enfocarlo desde otro punto de vista -¿Qué tan importante es que un país desarrolle tecnología de alto nivel?. Porque a mi me parece que es la clave de los países en desarrollo, poder incursionar y poder desarrollarse tecnológicamente.

La tecnología espacial genera un montón de capacidades, es muy interdisciplinaria, nos lleva a hacer interactuar profesiones muy diferentes, desde lo científico, como biología, como tantos otros temas, meteorología, a lo ingenieril, ingeniería mecánica, electrónica, en fin. Y sobre todo nos enseña a manejar grandes proyectos, y eso es muy importante para encarar muchas otras cosas.

El país tiene una gran capacidad científica-tecnológica, y es imprescindible que use esa capacidad, no tomarlo como un lujo o como algo interesante para mostrar como un logro, haber logrado eso, por el orgullo de haberlo logrado, que es legitimo, pero sino, también fundamentalmente que se entienda que es un recurso económico que hay que explotar. A mí, como hombre del mundo de la tecnología, me gustaría, pensando en el bienestar y en el interés general, me gustaría que hubiera un plan que me exija, que me pida –Tenemos este problema y hay que resolverlo en “tanto tiempo” para lo cual tenemos “estos recursos”- Tengo la certeza, porque además está la evidencia a la vista, que los resultados serian muy buenos para el país.

Pasaran unas 24 hs desde su lanzamiento hasta que el satélite complete la última de las pruebas. Concluidas estas, Argentina tendrá su propia constelación de satélites radares funcionando en el espacio.

Fernando Hisas - Gerente de Proyectos Satelitales de CONAE.
Fernando Hisas – Gerente de Proyectos Satelitales de CONAE
Equipo de trabao SAOCOM 1B

También puede gustarle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.